Tostadas, comienzos, frío y reflexión.

Por las molestias que os causan
los mocitos de Lardero,
admitimos los huevos,
chorizos no está mal,
y un poco de tocino,
y algo más de guisar,
un buen pedazo de pan
y alguna pesetilla
que algo hemos de comprar.

Esto es lo que cantaban los niños por las calles en el Jueves Gordo, Jueves de Todos, Día del Gallo, Lerdo… era día de celebración para aquellos en edad escolar, y con lo obtenido se preparaban una buena merendola.

Se podría decir que en el País Vasco la alimentación en tiempo de Carnaval giraba en torno a dos alimentos, el cerdo y el pan. Éste último se preparaba en casa mezclado con pimienta negra y se llevaba a las romerías o a la iglesia como ofrenda. También era costumbre que la chica prometida entregara su pan con pimienta al prometido para hacerle ver que si sabía hacerlo bien, igual de bien llevaría la casa.

Con el tiempo la receta fue mejorándose con el añadido de huevos, manteca, azúcar, anís…y dejando fuera la pimienta. Antonio Múgica, confitero de Berástegi (Gipúzkoa), ya fallecido, facilitó su fórmula:

1 kg de harina, ½ kg de azúcar, 6 huevos, levadura, canela y anís en grano. Se amasa todo y se deja reposar dos horas aproximadamente, tras lo cual se divide la masa en trocitos que se colocan sobre papel y lo hornean.

En Iparralde sigue siendo tradicional consumir crèpes el Domingo de Carnaval y buñuelos (beignets) el Martes de Carnaval.

En toda festividad hay una alimento característico, y muchos días ordinarios se convirtieron en extraordinarios y de celebración gracias a que era momento de abundancia en cierta cosecha o cultivo. La gastronomía es, sin duda, una buena forma de entender nuestra historia. Al revisar lo que nuestros antepasados hacían, el cuándo y el por qué de aquellos momentos decisivos, los orígenes de hechos fundamentales que a día de hoy siguen marcando nuestro continuo, rendimos homenaje a lo ocurrido, entendemos mejor el presente y le damos así más sentido y valor.

Desde mi ventana veo cómo este Febrero se presenta frío,pasado por agua y viento. Invita a recogerse, a pensar. Es en tiempos así cuando me acuerdo de los habitantes de países oscuros, heladores, con insuficiencia de vitamina D por la ausencia de luz que palían con el consumo de huevos, pescado e hígado. Los esquimales, al ingerir cantidades copiosas de carne y médula espinal, se mantienen en un estado de salud excelente sin el menor rastro de escorbuto o de otras enfermedades ocasionadas por carencia de vitamina C y D. Aunque en los últimos tiempos, debido al contacto con los extranjeros, la salud y la dieta esquimales se han deteriorado como resultado del consumo de dulces y féculas. ¿Veis?, a esto me refería con eso de recogerse y pensar, la curiosidad humana es insaciable y la gastronomía da para mucho, porque la gastronomía está presente en todos, absolutamente todos, los ámbitos de nuestra vida.

El menú de hoy se ha presentado con unas tostadas de carnaval y cerrado con los esquimales y la vitamina D, ningún sentido, ¿o si?.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Juan Carlos Perez Usandizaga dice:

    No sabía yo eso. Nunca había prestado tanta atención a la parte alimenticia de la vida. Hace pocos años, unos 40, si enfermabas era porque no comías. Si eras adolescente te decían “come que estas creciendo”. Y el pan era santo. Si se te caía al suelo tenías que besarlo. Los católicos comulgan con el pan y el vino y así reciben el cuerpo de cristo. Seguro que los budistas tienen alguna forma culinaria que une mente y cuerpo. Victoria, tú me traes recuerdos de mi vida, que como dices está unida a mi alimentación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s