El cupcake de tomate y alubias existe

El viernes pasado me inicié en el mundo cupcake. Si, a estas alturas, ya ves. No es que me negara a ello en defensa de nuestras magdalenas de toda la vida, sino que no se había dado la ocasión. El resultado fue muy positivo, o a lo mejor mi estreno ha sido por todo lo alto porque la cocinera era de nivel premium 😉 .

Para la gente golosa comerte uno es como tocar el cielo pero ¿y para aquellos más de salado?, algo tiene que haber inventado, y lo hay. Os presento a Stef, creadora del blog Cupcake Poject en el que lleva a la obsesión su pasión por estos dulces. Pero como sucede con las obsesiones, tanta reflexión y tiempo dedicado en algo concreto conduce a la vuelta de tuerca, a la reinvención. En el caso de Stef, le ha llevado a crear una serie de cupcakes realmente originales para todos los gustos.

Algunos de los cupcakes “locos” de Stef son:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Raw Food Cupcake -o cómo montárselo sin horno-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Baked Bean and Tomato Cupcakes -o cómo comerte un English Breakfast de forma cool-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calzone Cupcakes -la estrella del Little Italy-

 

 

 

 

 

 

Ferrero Rocher Cupcakes -o cómo salivar con sólo mirar-

 

 

 

 

 

Beer Cheese Cupcakes with Bacon Cheddar Cream Cheese Frosting -o el favorito de Homer Simpson-

 

 

 

 

 

 

Orange Cupcakes -o cómo darle uso a la piel de una naranja-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cupcakes Benedict -o el repijerío brunch-

 

 

 

 

 

 

 

Quince, Manchego and Ritz Cheesecake Cupcakes -o por el que yo pelearía-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo surgió en el 2006, cuando unos amigos en plenos preparativos de boda, buscaban alguien para que se ocupase del cátering de los cupcakes. Ella, sin tener nada de experiencia, se ofreció voluntaria. Se puso manos a la obra durante un año sin descanso y así conseguir el visto bueno, lo logró y desde entonces no ha parado.

Sumida en un sueño americano, ella es esa vecina del barrio residencial con chalecitos adosados, que llama a tu puerta portando una dulce y blanqueada sonrisa y una bandeja repleta de sus proyectos. Te da la bienvenida, y después de echar un pequeño vistazo sobre tus hombros, se gira y se va.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s