Un paseo tras las rejas

Salamanca, Centro Penitenciario de Topas. Suena mal, no por lo de Salamanca por supuesto. Sigo, entramos en una cocina de 400 m2, 26 presos perfectamente organizados se disponen a cocinar el menú de hoy y se esmeran en hacerlo porque saben que están cobrando y cotizando.

Eso de la organización es fundamental porque los menús son de cuatro tipos.

-normal

-blanco para aquellos que no pueden tomar grasa

-vegetariano

-sin cerdo

(También se tiene en cuenta a los celíacos, diabéticos y todos aquellos con cualquier limitación existente)

Todo ocurre entre marcas de alta gama, nada de blancas, porque esto es así, y nosotros lo valemos.

Ya no suena tan mal…

¿El deporte tras una buena comida?, fundamental. Pero nada de correr por el patio, a elegir entre: campo de fútbol, baloncesto, piscina, dos pistas de squash, gimnasio, escuela de atletismo, voleibol, gimnasia de mantenimiento…

Y que nadie tenga antojos por favor, y si los tiene con su tarjeta de 85€ máx. podrá comprar lo que le plazca en el economato, o tabaco, o disponer de servicio médico. Ahora suena bien y todo, tan bien que ¿indigna?.

Pues esta es la dura vida del preso, al menos del preso del Hotel de Topas, perdón Centro Penitenciaro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s