El día que conocí el supplì

Un día cualquiera en Roma paseaba por sus calles cuando me fijé que en uno de los negocios en los que vendían las pizzas al taglio había también algo que no había visto nunca antes. Parecían croquetas, bolas redonditas, alargadas y fritas, pero no lo eran. Eran Arancini. No fue ese día cuando las probé, pero cuando lo hice, no me enamoraron porque no podía quitarme de la cabeza la idea de la croqueta y su bechamel.

El caso es que creo que es un alimento interesante y son toda una tradición en el centro y sur de Italia. También llamadas sartù, arancina o supplì, son bolas de arroz empanadas, fritas y rellenas de salsa de carne (ragù) y guisantes, jamón y queso (provolone, mozzarela o pecorino), berenjena y tomate o alcaparras.

La primera vez que se crearon fue en el Reino de Nápoles por los Aragoneses quienes las llamaron simplemente bolas de arroz. Pero como siempre ocurre con las cosas que tienen éxito, todos quieren apuntarse el tanto, y a lo largo de toda Italia existen diferentes historias sobre el origen de los supplì; como por ejemplo quienes afirman que el plato estrella milanés, el risotto al azafrán, no es más que un arancini “ejecutado”.

Sea cual sea su origen, es muy común encontrar vendedores ambulantes vendiendo estas bolas recién fritas en aceite de oliva. En Palermo, todos los 13 de diciembre, la ciudad se llena de su aroma con motivo de la celebración del Festival de Santa Lucía, e incluso preparan una versión dulce cubriéndolas con azúcar y cacao.

La verdad es que estas pequeñas y yo no tuvimos un buen comienzo pero con la práctica todo se puede mejorar. Y oye, que ahora mismo no decía yo que no a un par de ellas, recién hechas y aún humeantes. Quizá deba volver a Roma, pasar por ese negocio y empezar de nuevo.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Esther dice:

    Aunque me gusta mucho conocer sabores y texturas nuevas, creo que unas croquetas hechas con una buena bechamel (algo que las mujeres de más edad dominan y a mí se me resiste) es la mejor sorpresa que me puedo encontrar dentro de ese rebozado. Pero no me importaría nada probar unos supplis en cualquier lugar de Italia.

  2. alpuntoycoma dice:

    Interesante y suculento post ¡No sabía que los Arancini también se llamaban suppli!

    1. Jej yo tampoco hasta aquel día. 😉 Un saludo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s