Madrid, un despertar con atardecer y estrellas

Lo que se puede ver por Madrid:

No paran de abrirse restaurantes, la ciudad está despertando, se llevan los sabores exóticos: el picante, las hierbas aromáticas, las especias, los buns …

La gente se reinventa, cambian de empleo, el cual no suele tener nada que ver, para meterse en la hostelería. Ya sean mas o menos jovenes.

Cada vez se extiende mas el concepto de comida informal, callejera o “street food”. Fuera formalismos, manteles de hilo y camareros que huyen de la mirada del comensal.

Se vuelve al bar, a la barra, a lo castizo. Casquería, entrañas y, por supuesto, el vermú. La bebida de aperitivo por excelencia se convierte en gancho para todo tipo de público.

Tambien se llevan los locales “cuquis”, en los que parece que prima la decoración sobre la comida. Digamos que pagas una buena cantidad por algo normalito.

Acaba de llegar el concepto “pop up” y lo hace con fuerza. Negocios que cambian de lugar o lugares que van acogiendo diferentes ideas de restauración. Así nadie se aburre.

Los mercados Gourmet empiezan a estar algo desfasados, el de San Miguel estuvo muy bien, el de San Antón también, pero se ha convertido en toda una invasión sin mucha identidad. Merece mención a parte el de Lavapies que no ha cambiado su idea de comercio siendo un mercado de toda la vida donde se vende carne y pescado, pero intercalandolo con otros puestos de comida.

El pan es el nuevo café, y puede ser que también el queso.

Barrios menos céntricos se han convertido en los elegidos para abrir nuevos restaurantes y locales molones. De esta forma se devuelven a la vida calles algo dormidas y pasadas de rosca.

Hay mas estrellas en la ciudad, y eso siempre le da un cache, lo sitúa en el panorama gastronómico puntero, atrae a más clientes, a más comercio, se crea negocio y, por consiguiente, dinero y algo de corrupción.

En definitiva, movimiento, creatividad y buen horizonte. Buena pinta con mucho por hacer, empezando por que las Administraciones dejen que se haga, den oportunidades y faciliten las cosas a la gente con ideas prometedoras y los papeles en regla. Si no nos dejan volar al final la ciudad se convertirá en un pozo de oportunistas mas que de oportunidades, sin mucha mas aspiración que la de enriquecerse.

Toda mi admiracion a todos aquellos que no se dejan achantar, a esos inconformistas, creativos, pasionales, currantes y con buenas intenciones. Todos ellos son los que hacen a la ciudad viva y los que encienden esos atardeceres.

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Elena dice:

    Que bien que hayas vuelto!!! No sabes como te echaba de menos y por supuesto me ha encantado todo lo que has escrito

    1. Ohhhhh gracias Izeko!!!, noapoyesloscodos continua su andadura:)

  2. Esther dice:

    ¡Viva la hostelería de Madrid y las personas que ofrecen su pasión día a día en los fogones, tras las barras y entre mesas, disfrutando con el trabajo bien hecho y con la alegría que brota del buen beber y comer!
    Una alegría tu vuelta.

    1. Que vivan!
      Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s