La mirada también se alimenta

Está claro que, en la gran mayoría de los casos, cuando una persona acude a un restaurante lo hace para comer bien. Pero lo cierto es que la mirada también se alimenta y nos nutrimos de aquello que observamos. Porque cuando la belleza te arropa, la experiencia se convierte en algo realmente especial y único.

Os presento algunos de los que, para mí, son lugares con personalidad y autenticidad.

The Jane. Bélgica (Amberes).

imageimageimage

Ubicado en la antigua capilla de un hospital militar del S.XIX.

Dandelyan. Reino Unido (Londres). Hotel Mondrian.

imageimageimage

Así uno sí se toma una copa como dios manda, y muchas más.

Raw. Taiwán (Taipei).

imageimageimage

Curvas sinuosas y ráfagas de luz. Material natural.

Archi Rose Distilling. Australia (Sydney). 

imageimageimage

Se encuentra en la primera destilería de Sydney (1853).

Dalloyau. Hong Kong.

imageimageimageimageLuz indirecta y una bodega de ensueño.

Bond Lounge. Australia (Melbourne). 

imageimageimageimage

Éste último tiene cierto toque “bling, bling” que no me acaba de convencer, sin embargo, me gusta como juega con las formas y luces creando ilusiones visuales. Como su propio nombre indica, es muy James Bond.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. esther bravo dice:

    El Dalloyau es la materialización de lo que yo tengo en mi cabeza como el restaurante ideal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s