La jerga del poteo

Que el plan que te proponga tu grupo de amigos sea ir a hacer una ruta de pintxos es, seguramente, una de las mejores ideas que puedas leer en el grupo del whattsapp. Sin embargo conviene estar preparado y dominar cierta jerga para hacerte entender, porque si ya es de por sí difícil llamar la atención del camarero entre tanto ruido y cabezas, más si cabe lo será si, una vez captada, no te entiende.

Nos ponemos en situación: es sábado por la mañana y te despiertas en Bilbao porque has decidido ir a visitar a algunos amigos que tienes allí. Durante el desayuno te advierten de que no te pases con las cantidades porque vais a ir a hacer el aperitivo con el resto de la cuadrilla. Dos horas más tarde te encuentras en mitad de una animada calle llena de gente y uno de “los tuyos” te pregunta “¿qué te pido?”, es aquí donde conviene que recuerdes lo siguiente:

  • Si quieres pedir una cerveza pequeña será mejor que la llames zurito, servida generalmente en vaso corto o de chato.
  • Pero si tienes más sed y te apetece una doble, pasa directamente al cañón.
  • Al final de la tarde o entrada ya la noche es común que la sed vaya en aumento así que para no andarte con tonterías pídele al camarero un katxi (nada de mini) y él te lo servirá encantado.
  • En el caso del vermú/vermouth/vermut, recurre a un nombre de persona, marianito, y mejor si especificas rojo o blanco.
  • A la hora de pagar lo común es que al comienzo de la quedada se ponga un bote, o mejor dicho, potxín, esto es una carterita donde se guarda todo el dinero y del que desaparecen los billetes más rápido de lo que te gustaría.
  • ¡Se me olvidaba!. Como la frase “irse de pintxos” no convence, se estila más decir “ir de potes/poteo/pintxopote” o “hacer/echar unos potes“.
  • Puede ocurrir que después de tanta bebida y comida empieces a sentir un movimiento extraño en el estómago que te haga parar. A esa sensación se le llama “tener larri“. Te entenderán y se apiadarán de ti, o no. 😉
  • Y para dar por concluida esta lista recordarte que, al salir de un bar o despedirte de la cuadrilla, si lo haces entonando un “eskerrik asko” o “agur” con alegría, habrás aprobado y con nota.

Pero lo más importante y clave del asunto es que disfrutes y vivas este poteo como si fuera la primera vez porque de lo que se trata es de hablar con todo el que te caiga bien, y con el que no también, y de comer y beber como está mandado, que para eso vivimos.

Esto que escribí sobre las fiestas también te puede servir.

P.d.: Aquellos expertos en la materia, ¿echáis en falta alguna expresión?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s